martes, 2 de febrero de 2010

La iglesia de Venturada, una pequeña muestra del románico madrileño

En el pueblo de Venturada se conservan algunos vestigios románicos, tan contados y minúsculos que pasarían inadvertidos para cualquier visitante procedente de la mitad norte peninsular, donde este estilo es muy abundante. Pero para nosotros los madrileños, poco acostumbrados a esta corriente artística, constituyen todo un motivo de celebración.


Vista de la Iglesia de Santiago, de Venturada, desde sus lados occidental (espadaña) y meridional (pórtico).

Hace poco que visitamos el Convento de San Julián y San Antonio, en La Cabrera, donde descubrimos su pequeña iglesia románica de cinco ábsides. Sin abandonar la Sierra de Guadarrama, llegamos ahora hasta Venturada y nos detenemos en su parroquia, llamada de Santiago, en busca de nuevos restos románicos.

La verdad es que el templo los tiene muy escondidos. Han sido tantas las reformas realizadas a lo largo del tiempo que las trazas primitivas, posiblemente del siglo XII, han quedado muy transformadas. La iglesia fue remodelada y consolidada en los siglos XVI y XVII, cuando se le añadieron contrafuertes en la cara septentrional y fueron construidos un ábside octogonal, que sustituyó completamente al anterior, y un nuevo campanario, en forma de espadaña.

En el siglo XX, la parroquia volvió a ser reformada y nuevamente su estructura quedó alterada. Se elevó la altura del templo, para poder instalar nuevas cubiertas, y se adosó un pórtico a la fachada meridional, ocultando la portada principal, hasta casi aprisionarla.

Si conseguimos abstraernos de las remodelaciones acometidas a lo largo del tiempo, podremos imaginarnos que allí hubo un edificio netamente románico. Afortunadamente algo queda. Y así hemos podido comprobar que, tras el citado pórtico, se conserva una sugerente portada románica, formada por varias arquivoltas, de las que solamente la superior está labrada con relieves.

Y, si miramos hacia arriba, hallaremos nuevas muestras románicas. Rodeando la parte superior de los muros norte y sur, aparece el entribado con el que se sostenía la primitiva techumbre de madera.

El origen románico del templo también se manifiesta en su orientación, con el ábside mirando hacia levante, como era norma en todas las iglesias de la época. Todo un cúmulo de pruebas que nos permiten concluir que la iglesia de Venturada pudo ser construida en la segunda mitad del siglo XII, utilizando pautas arquitectónicas típicamente segovianas.

Muy probablemente, fue edificada durante el proceso de repoblación cristiana que se vivió en la actual Comunidad de Madrid, una vez que Alfonso VI (1040-1109) se hizo con el control de las tierras comprendidas entre el Sistema Central y el Tajo a finales del siglo XI, que hasta entonces eran musulmanas.

Y terminamos como al principio: lo que para la gente que vive en la mitad norte peninsular podría parecer insignificante, para nosotros, los que vivimos en el centro, resulta casi un milagro, dada la escasez de románico en nuestra región. Pero haberlo, haylo y, desde aquí, seguiremos buscando.


Cara septentrional de la Iglesia de Santiago, donde se puede apreciar el entribado de origen románico, circundando el contorno, y los contrafuertes instalados en los siglos XVI-XVII.


Detalle de la portada románica, oculta bajo un pórtico del siglo XX.

4 comentarios:

  1. Es verdad que se echa de menos más arquitectura románica en Madrid. De echo no tenía ni idea de que existiera.

    ResponderEliminar
  2. Hola Danimetrero:
    Gracias por el mensaje. Hay numerosos monumentos con restos románicos, románico-mudéjares y mudéjares, repartidos por toda la comunidad. Talamanca de Jarama, Móstoles, Camarma de Esteruelas, Valdilecha, Pelayos de la Presa, Aldea del Fresno, Patones de Arriba... son algunos municipios que tienen vestigios de este estilo. Hay incluso pinturas románicas, como las de la iglesia de Valdilecha. Saludos y gracias, nuevamente

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes:

    Quería darte la enhorabuena por el blog, por el esfuerzo muy trabajado que haces por descubrirnos el Románico en la Comunidad de Madrid. Creo que gracias a blogs como el tuyo, los que vivimos en Madrid tenemos un motivo más para sentirnos orgullosos del lugar que hemos elegido para vivir.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Iconos:
    Muchas gracias por el comentario y, sobre todo, por seguir este blog. El románico me apasiona y, aunque no hay mucho en la Comunidad de Madrid de este estilo, lo poquito que se conserva resulta tan desconocido que me da rabia no difundirlo.

    Un abrazo muy fuerte y muchas gracias de nuevo, Jesús

    ResponderEliminar