lunes, 7 de noviembre de 2011

La cámara subterránea de la Cuesta de la Vega

Nos dirigimos a la confluencia de la Calle Mayor con la Cuesta de la Vega, a los aledaños de la Cripta de la Catedral de la Almudena, en busca de uno de los mayores misterios arquitectónicos que esconde el subsuelo de la ciudad.

A los pies de la fachada meridional del Museo de Colecciones Reales, donde antes había un muro de ladrillo con una hornacina dedicada a la Virgen, se encuentra una cámara subterránea, muy poco conocida por los madrileños, que, por motivos de seguridad del Palacio Real, está sellada.

Este desconocimiento no sólo se explica por la inaccesibilidad del recinto, sino también por la escasa divulgación que han tenido las prospecciones y estudios realizados, tal vez porque ninguno de ellos ha arrojado datos verdaderamente concluyentes, aunque siempre se ha apuntado un posible origen medieval.


La Puerta de la Vega en el plano de Pedro Teixeira, de 1656.

En relación con la desaparecida muralla musulmana, la cámara estaba situada extramuros, casi pegada a una de las torres que protegían la Puerta de la Vega, precisamente en el punto donde la tradición sitúa la aparición de la Almudena.

Esta sorprendente localización ha hecho mucho que pensar a investigadores, arqueólogos y aficionados, toda vez que aparecen vinculaciones muy directas con la la leyenda de la Virgen de la Almudena.

¿Y si ésta tuviese algún fundamento histórico? ¿Sería éste el lugar donde la talla permaneció desde el año 712, cuando presuntamente fue escondida, hasta 1085, cuando el rey Alfonso VI la encontró milagrosamente?

Aceptar este planteamiento supondría dar un vuelco a la historia de Madrid, pues cabría entender que la villa no fue fundada por los musulmanes en el siglo IX, como se mantiene oficialmente, sino que existía una población anterior, de origen visigodo, que tomó la decisión de ocultar la imagen, ante la amenaza de la invasión árabe.


Dibujo de la Cuesta de la Vega, en 'El Museo Universal' (1867).

¿Una construcción militar?

Como se ha dicho, la estancia ha sido objeto de diferentes evaluaciones, llevadas a cabo en las últimas décadas del siglo XX tanto por técnicos municipales como por arqueólogos de la Comunidad de Madrid, con resultados tan diversos como sugerentes.

En ellas han intervenido personalidades tan relevantes como Manuel Montero Vallejo, que emitió el informe correspondiente a la investigación de 1987.

Lejos de cualquier consideración religiosa, el insigne profesor señaló que podía tratarse de la cántara que alojaba al cuerpo de guardia, encargado de vigilar los accesos por la Puerta de la Vega. Tendría, por tanto, un origen medieval, aunque, según esta interpretación, bastante posterior al periodo musulmán.

Con independencia de esta posible función militar en el medievo, lo que sí parece cierto es que la cámara fue utilizada militarmente en el siglo XX, en concreto, durante la Guerra Civil, cuando sirvió de refugio.

La entrada al mismo puede verse al fondo de la imagen inferior, junto a una pequeña garita. En primer plano, pueden apreciarse los asentamientos de las piezas de artillería allí instaladas durante la contienda.


La Cuesta de la Vega en 1939.

En la siguiente fotografía se ve con mayor detalle el pozo de acceso al refugio de la Cuesta de la Vega, que, como se acaba de comentar, podría corresponderse con la cámara que ocupa nuestra atención.



¿Un templo visigodo?

Mucho más impactantes fueron los trabajos llevados a cabo en 1992, que se efectuaron bajo la supervisión de la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

En ellos se concluyó que la estructura podría haber sido levantada entre los siglos VII y X, a juzgar por los patrones constructivos utilizados. Se insinuaba así un posible origen visigodo.

La cámara presenta elementos arquitectónicos de relevancia, construidos con una clara intención artística, lo que lleva a considerar que desarrolló una función importante, tal vez vinculada al culto religioso.

Su descripción la encontramos en la revista Amigos del Foro del año 2005, en un artículo firmado por Julio Real. "Orientada en sentido longitudinal oeste-este, es una construcción de nueve metros de longitud por cinco metros de anchura y tres metros de altura".


La Cuesta de la Vega en el año 1875.

"Se encuentra dividida en dos naves por dos pilares de piedra granítica. Estas naves se hallan cubiertas de bóvedas vaídas recubiertas de ladrillos perfectamente dispuestos y que buscan ocasionales y sencillos efectos decorativos, como su organización en varios arcos ciegos en las paredes laterales".

"Asimismo, en dichas paredes se repite el elemento arquitectónico de los pilares de granito, embutidos en las paredes y rematados por capiteles de ladrillo que apean los arranques de las bóvedas de las naves respectivas. El solado, integrado por un pavimento de losas de sílex, no es coetáneo del resto de las estructuras del edificio y puede responder a una reforrna posterior".

"Presenta dos puertas de acceso originales. La que parece ser principal, está constituida por un arco rebajado, estando orientada al norte, hacia el interior de la Villa y del antiguo Alcázar; la otra se abre hacia la Cuesta de la Vega, acceso de salida de la población hacia la vega del río Manzanares".

¿Mudéjar, mozárabe?

En el magnífico libro Madrid musulmán, judío y cristiano. Las murallas medievales de Madrid, de Isabel Gea Ortigas y José Manuel Castellanos Oñate, descubrimos un sencillo croquis de la estancia, que dibujó hacia 1985 María Teresa Ruiz Alcón, por entonces Conservadora de Bienes Muebles e Inmuebles de Patrimonio Nacional.



Según se reproduce en el libro que acabamos de citar, María Teresa Ruiz Alcón considera que la cámara "no guarda ninguna relación con los subterráneos del Palacio Real ni, por supuesto, del antiguo Alcázar y parece independiente de cualquiera otra edificación que hoy no exista".

Para ella, se trataría de una construcción mozárabe o mudéjar, de los siglos XI o XII, que fue erigida de manera exenta, al menos en uno de sus lados, y cubierta con tierra más tarde. También observó huellas de reformas posteriores, tal vez de los siglos XVII o XVIII.

¿La primera Iglesia de la Almudena?

Una de las posibilidades barajadas es que podemos estar ante los restos del primer templo que tuvo, no ya la Virgen de la Almudena, sino la que pudo ser su predecesora, la de la Vega. Y que, con el paso del tiempo, terminó engullido bajo la tierra, sobre todo después de que, en 1905, fuera levantado el muro de contención de la catedral.

El ya señalado libro Madrid musulmán, judío y cristiano. Las murallas medievales de Madrid se hace eco de las valoraciones de Nicolás Sanz, archivero de la Cripta de la Catedral de la Almudena, ya fallecido, quien estaba seguro de que ésta fue la primera ubicación de la Iglesia de Santa María, donde se ocultó la imagen de la Virgen en el año 712.

Sanz pensaba que la iglesia tuvo "que ser abandonada, porque levantada como estaba casi a la mitad de la torrentera que baja de Bailén a la Vega, el agua inundaría un piso y otro, por lo que tuvieron necesidad de buscar otro emplazamiento, bien fuera del solar de la antigua mezquita, bien fuera donde fuera".


Octubre de 2011. La cámara se encuentra bajo esta acera, actualmente cercada por las obras del Museo de Colecciones Reales.

La solución, a punto

El misterio de este recinto está a punto de despejarse. Lamentablemente, los que nos habíamos hecho ilusiones con un origen alto o bajomedieval tenemos que aterrizar y poner los pies en el suelo, pues, al parecer, estamos ante una obra decimonónica.

Y para solucionar el enigma, volvemos a acudir a la gran investigadora Isabel Gea, que, hace apenas unos meses, en el Foro del Viejo Madrid, nos ofrecía los últimos datos, quizá ya los definitivos, tras mantener una conversación con el arqueólogo Salvador Quero, conservador del Museo de los Orígenes.

Quero "encontró accidentalmente -porque estaba archivado en un lugar equivocado- un legajo en el cual se explicaba un proyecto de construcción de una columna muy alta coronada con la imagen de la Virgen de la Almudena. Este proyecto se comenzó a construir en el siglo XIX y la cámara subterránea era el basamento de la columna".

Quedamos a la espera de datos más precisos sobre este proyecto extraviado, recién descubierto, que ha puesto freno, de manera tan repentina y brusca, a nuestra divagante imaginación.

Bibliografía y agradecimientos

Madrid musulmán, judío y cristiano. Las murallas medievales de Madrid, de Isabel Gea Ortigas y José Manuel Castellanos Oñate. Ediciones La Librería, Madrid, 2008.

¿Templo visigodo en la Cuesta de la Vega?, de Julio Real. Revista Amigos del Foro, Asociación Amigos del Foro Cultural, Madrid, 2005.

Agradecimientos especiales a Julio Real, a Isabel Gea, a 34BM (que nos ha hecho llegar la fotografía de 1939, a su vez colgada por Pepcor, y otras imágenes históricas, procedentes de www.gefrema.org), al Foro del Viejo Madrid y a Urbanity.

32 comentarios:

  1. ...y los sueños, sueños son.

    Pues parece que se esfuman muchas de las teorías soñadas por tantos. Ahora resulta que esos cuarenta metros cuadrados eran para sujetar una columna????... y además una construcción de hace diez minutos??.
    En fin... estoy seguro que con el tiempo, la zona nos seguirá deparando sorpresas, pues es un sitio muy estratégico y que seguramente, seguirá dando que hablar.
    Por cierto... como es que Mercedes no ha entrado todavía a esa cámara?. Eso sí que es un misterio.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesus. Fantastico post! No sabia nada de este sitio, pero me ha quedado claro...que no sabemos nada.
    Perfecta documentación para explicarnos el proceso de descubrimiento y las teorias "esotericas", sobre su origen y uso.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por citarme, Jesús y felicitarte por tan magnífico blog :)

    Salvador Quero me comentó que quería escribir un artículo para la revista Ilustración de Madrid, pero que no encuentra la fotocopia que hice del legajo donde se explica cómo iba a ser la columna en honor a la Virgen de la Almudena. Y que en el momento en que la encuentre, lo escribirá.

    Espero que no tarde mucho en hacerlo y nos despeje, definitivamente, el misterio de la cámara subterránea.

    Con las obras del Museo de las Colecciones Reales, el acceso a la cámara está tapado por la rampa de cemento que daba acceso a los camiones que sacaban la tierra del vaciado de la zona. Espero también que una vez que finalicen quiten esa capa de cemento. El acceso era un registro falso de alcantarillado. Tenía su tapa de hierro redonda en la acera, pero no había hueco de alcantarilla al borde de la acera.

    Saludos desde mi Madrid del alma,
    Mayrit
    www.mayrit.com
    Libros sobre Madrid

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por el artículo. Muy bien explicado y documentado.

    ResponderEliminar
  5. Hola Bélok:
    Estoy de acuerdo contigo, te lo he oído tantas veces...!! El subsuelo de Madrid todavía tiene todavía muchas cosas que ofrecernos y todas sorprendentes!!! Esperemos que, poco a poco, vayan apareciendo.

    Seguro que nuestra intrépida exploradora, Mercedes, y su colega Pedro Jareño ya han visitado esa zona. Claro que con la enorme losa de hormigón que han puesto encima, está muy difícil acceder... Pero cosas más difíciles han hecho, jeje!!

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  6. Hola José:
    Gracias por el comentario. En efecto, es uno de esos misterios que han traído de cabeza a investigadores profesionales y aficionados!!! Pero ya queda poco para su resolución, mal que nos venga, ya que nos quedamos sin fantasear, jeje.

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  7. Hola Mayrit:

    Gracias a ti por toda tu labor investigadora y divulgativa, pues has puesto a disposición de tanta y tanta gente, de forma tan generosa, un montón de información y conocimientos sobre nuestro Madrid "del alma", como tú dices.

    Te sigo y te admiro, y es todo un honor para mí que visites este humilde blog.

    Con respecto al tema de la cámara, este post no hubiese sido nada sin las informaciones e ilustraciones que tú has puesto en circulación en libros, foros y demás soportes.

    Muchas gracias por esa generosidad, de la que vuelves a hacer gala con tu comentario, aportando nuevos datos sobre el "misterio" de la Cuesta de la Vega.

    Un fuerte abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  8. Hola Fotomadrid:
    Gracias a vosotros por toda vuestra labor. Un fuerte abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  9. ¡Articulazo, Jesús!
    Parece ser que cuanto más se remueven las entrañas de Madrid más dudas "entraña" nuestro origen. Poco a poco van apareciendo vestigios de nuestra historia más remota, ahora sólo falta colocarlos en la cronología, ¡casi ná!. Lástima de las lagunas irrecuperables que quedarán por ciertas actuaciones "mágicas" en los hallazgos, por la técnica del "ahora aparece y ahora desaparece".
    ¡Fantástica radiografía de la supuesta cámara!
    Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, Manuel. En efecto, es como un gran puzzle que, poco a poco, hay que ir ordenando, a pesar de esos "magos" del birlibirloque.

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  11. Hola Jesús,

    Si en algo puedo ayudarte, cuenta con ello.

    Los libros los escribo siempre con la ilusión de aportar cosas interesantes a los lectores. Cada libro que escribo lo hago pensando siempre "éste es el libro que yo hubiera comprado y leído de haber existido cuando comencé a interesarme en el tema madrileño" :)

    Saludos desde mi Madrid del alma,
    Mayrit

    ResponderEliminar
  12. Hola de nuevo Mayrit:
    Y lo consigues, ya lo creo que sí. No veas como he disfrutado con "Madrid musulmán, judío y cristiano. Las murallas medievales de Madrid", todo un lujo!!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Jesús, estupendo artículo, muy interesante, ¡felicidades!.
    Sorprenden las últimas noticias, parece que la historia de Madrid no para de dar "vuelcos"…

    PD: ah, :-) en cuanto Pedro y yo terminemos nuestras exploraciones seréis los primeros en saberlo ;-))

    ResponderEliminar
  14. Hola Mercedes:
    Muchas gracias. Estamos deseando conocer los resultados de esas exploraciones, a lo mejor nos sorprendéis con otro "vuelco".

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  15. Hola Jesús.

    Muchas gracias por tan ilustrativo artículo que contribuye a seguir ornando de calidad y precisión informativa tu magnífico blog. Y gracias también por citar mi ya añejo artículo publicado en la añorada revista "AMIGOS DEL FORO".

    Conozco la opinión de D. Salvador Quero que tuvo la oportunidad de comentarme críticamente mi adhesión a la teoría de considerar posible la adscripción de la enigmática cámara subterránea a un supuesto oratorio perteneciente a los últimos años de la administración visigoda en Hispania. Distribuimos la revista en una conferencia impartida por D. Francisco J. Marín Perellón en el Museo de los Orígenes en 2005, que versó sobre la Regalía de Aposento en Madrid, que dio origen a las denominadas "casas a la malicia". A la salida pude escuchar a D. Salvador comentando a varios de sus colegas presentes: "¿Quién será este Julio Real?", como preguntándose por la identidad de un pobre indocumentado. Rápidamente me presenté, y me instruyó sobre el real origen de la cámara; me habló del proyecto monumental decimonónico a Nuestra Señora de la Almudena (con gigantesca columna rematada por su escultura) que quedó frustrado y del que sólo llegaría a realizarse la actualmente exisente cámara. Sus colegas me miraron con cierta conmiseración y yo asumí sin discusión sus planteamientos.

    No obstante, yo conocía los estudios que se efectuaron en 1992, que dataron los ladrillos empleados y la estructura de las bóvedas vaídas, y arcos ciegos en ese arco temporal que abarca desde el siglo VII, al X. Además, ¿no resulta incongruente para una construcción decimonónica que el pavimento se componga de losas de granito, y bajo el mismo exista otro anterior realizado en granito?

    Por otra parte, D. José Félix de Vicente, Arquitecto Asesor General para el Patrimonio Cultural de la Archidiócesis de Madrid, está convencido de la antigüedad de la construcción, y piensa, igual que al fallecido archivero de la Cripta de la Catedral, d. Nicolás Sanz, que este edificio pudo ser el primer templo donde se venerara, ya desde tiempos de los reyes Égica y Witiza una imagen mariana denominada Santa María de la Vega, antecesora de la actual de la Almudena.

    Todo lo anterior, no obsta para que a finales del siglo XIX y conociendo la existencia previa de dicha cámara subterránea se pensara en su reutilización como cripta de un magno monumento conmemorativo dedicado a Nuestra Madre Celestial. Esperaremos que D. Salvador pueda localizar los documentos que le permitan redactar un definitivo trabajo aclaratorio sobre esta cuestión aún no solventada.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  16. Hola, es la primera vez que escribo aquí, aunque os tengo en fuentes desde que os conozco, como a alguna de las comentaristas ;-)

    Ruego disculpas por los mensajes anteriores, para ver la foto hay que copiar la url y pegarla en el navegador.

    http://img268.imageshack.us/img268/8484/cuestadelavega1939a.jpg

    pepcor colgó esa foto con este comentario:
    ...inserto esta imagen en la que se ven los asentamientos de las piezas de artillería y al fondo la entrada al refugio, con su garita correspondiente.

    ¿Los asentamientos están justo encima de la cripta-basamento?

    ResponderEliminar
  17. Hola 34BM. Muchas gracias por tu mensaje y no te preocupes por los comentarios fallidos (nos passa a todos), que acabo de borrar.

    La foto que nos facilitas me parece un tesoro (gracias también a Pepcor). Había leído que la cámara-basamento había sido utilizada como refugio y esta imagen lo avala. Gracias de veras.

    Con vuestro permiso, me dispongo a colgarla en el post, pues creo que tiene un enorme valor documental, ya que no hay fotos públicas de la cámara y al menos aquí se ve su acceso. Incluyo también el pie de foto de Pepcor.

    Mil gracias, nuevamente. Un abrazo fuerte, Jesús

    ResponderEliminar
  18. (continuación del mensaje anterior)

    Si vemos el plano de María Teresa Ruiz Alcón, hay un pozo de entrada en la parte septentrional de la cámara. Lo cual es coincidente con el acceso que se ve en la fotografía que nos facilitas.

    Gracias otra vez!!

    ResponderEliminar
  19. Respondo a Julio. Su comentario había quedado atrapado en el Spam y hasta hoy no he conseguido recuperarlo. Es una pena y pido disculpas por este fallo técnico.

    Hola Julio:

    Te agradezco muchísimo tu comentario, tan enriquecedor y con tantos datos, algunos nuevos, dejando la puerta abierta a ese posible origen visigodo. No hay que precipitarse, ni descartar nada, ya que lo único cierto hasta ahora es que no hay nada definitivo (más aún, lo más definitivo hasta el momento son los argumentos medievalistas).

    Seguimos esperando ese documento que Quero ha estudiado, sobre el proyecto del monumento-columna a la Almudena.

    Gracias también por todo ese entusiasmo y todo ese esfuerzo de documentación, que plasmaste en tu brillante artículo, por el que te felicito, no sólo porque aprendí muchísimo, sino también porque me emocionó.

    Ya has podido comprobar que este post se alimenta de tu artículo y también del libro de Isabel Gea. Muchísimas gracias.

    Un abrazo muy fuerte, Jesús

    ResponderEliminar
  20. Agradecido y honrado con las menciones.
    Este plano es aportación de Inés Tremis:
    http://imageshack.us/photo/my-images/13/archivohistriconacionala.jpg/

    Supongo que también sacada de Urbanity, adjunto otra foto de la Cuesta de la Vega donde se ve lo que parece la entrada circular a un subterráneo en la zona que nos ocupa. La fecha se intuye de los parapetos.
    http://imageshack.us/photo/my-images/28/ctavega.jpg/
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  21. Hola nuevamente 34BM:
    No dejas de sorprenderme, es casi mágico!!! Muchas gracias por la nueva documentación gráfica que aportas. Me parece fascinante poder ver la Cuesta de la Vega de esa manera.

    Con respecto al plano, también es muy valioso. Y creo que todo va casando...

    Un abrazo fuerte, Jesús

    ResponderEliminar
  22. Hola Jesús.
    Recordaba haber visto más fotos de la zona, y me puse a buscarlas.
    Originalmente, las ví aquí:
    http://www.gefrema.org/foro/viewtopic.php?f=9&t=755&start=75
    Esperando a los espeleólogos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias nuevamente 34BM, y perdona mi demora en responderte, pero me ha sido imposible. He ojeado la página que me has proporcionado y tiene muy buena pinta.

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  24. No hay problema con las demoras, y de nada por los enlaces a los foros. Seguro que serás bienvenido en cualquiera de ellos, si no estás ya con nick!
    Todo un descubrimiento que debajo de las fotos de parapetos hubiese semejante enigma.

    ResponderEliminar
  25. Interesante artículo. Enhorabuena, aunque sigo sin entender la "tirria" que se tiene al origen musulmán de Madrid.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Anónimo y bienvenido. Para mí es algo incomprensible lo de tratar de anular el origen musulmán de Madrid.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  27. Tengo blogger desde hace un montón pero...ni lo recordaba!
    Mi chico y yo compartimos la pasión por conocer a fondo nuestro Madrid y eso me ha llevado a buscarlos después de algún tiempo, pues recordaba haber leído cosas vuestras años atrás.
    ¿Cómo decirlo...? Me habéis encandilado con esta lectura!!! No hace ni una semana estuvimos paseando por lo Jardines Del Campo del Moro y subimos hacia el centro por la cuesta de la Vega....no tenía ni idea de esta información! Muchas gracias, seguiré leyendoos aunque parece que no está muy actualizado =((

    Gracias y un saludo!!!

    ResponderEliminar
  28. Felicidades por este reportaje,que al igual que otros,siempre merece la pena leer,me gusta empaparme de la sabiduria de los contertulios,aprendo mucho de vosotros,gracias y seguir así.Un saludo de G.M.P.

    ResponderEliminar
  29. Muchas gracias a ti G. M. P. por tu comentario y por estar siempre ahí dando ánimos. Abrazos, Jesús

    ResponderEliminar
  30. Y ahora resulta que no podemos visitar la cripta gracias al bunker del Zapatero de las narices.
    Como Madrid ha conservado tantos tesoros de su pasado artístico...

    ResponderEliminar
  31. Creo que la cripta no ha podido visitarse nunca para nuestra desgracia. Saludos!

    ResponderEliminar