lunes, 20 de abril de 2015

'Entre dos universos', el mural de Paco de Lucía

El pasado 24 de marzo fue inaugurada la estación de metro Paco de Lucía, en la línea 9, que da servicio a los vecinos de Mirasierra, en el distrito de Fuencarral-El Pardo. Hasta allí nos dirigimos, en busca del mural que preside el recinto, con el que se rinde homenaje al músico gaditano, fallecido hace poco más de un año.



Se trata de una obra especialmente importante, no solo por la transcendencia de la figura que se está recordando, sino porque es la primera vez que una estación del metro madrileño ha sido decorada por artistas urbanos.

La iniciativa surgió de la Comunidad de Madrid y está encuadrada dentro de un proyecto más ambicioso, denominado Línea Zero, en el que se pone a disposición de la asociación Madrid Street Art distintos espacios del suburbano, para que sean intervenidos, bien de modo permanente, como el caso que nos ocupa, bien de manera temporal.



Centrándonos en el mural dedicado a Paco de Lucía, su soporte es una enorme pantalla curvada, dispuesta sobre las vías y los andenes, que resulta visible nada más acceder al vestíbulo. Mide aproximadamente trescientos metros cuadrados.

Sus creadores han sido el cántabro Okuda y el alicantino Rosh333, quienes han contado con la colaboración de Antonyo Marest, igualmente nacido en Alicante. Lo tuvieron listo en septiembre de 2014, después de una semana de trabajo continuado.


Obra de Okuda en la Calle de Embajadores.

A pesar de estos orígenes, ninguno de ellos es ajeno a nuestra ciudad. La impronta del primero está presente en La estrella del caos, en Lavapiés, mientras que el segundo tiene una obra en los muros de la Tabacalera. Con respecto al tercero, prácticamente está establecido en Madrid.


Obra de Rosh333 en los muros de la Tabacalera.

Los autores se han repartido la superficie del mural a partes iguales. Rosh333 ha intervenido sobre la mitad izquierda, con abundancia de curvas, formas sinuosas, grandes claros de tonos pastel y algún que otro elemento figurativo, como un globo ocular o un cuervo, que le dan a la composición un toque onírico.



La mitad derecha es una creación de Okuda, quien, fiel a su estilo, ha apostado por un tratamiento de corte geométrico, de vibrante y denso colorido, en el que no faltan sus características estrellas.



Ambos trabajos confluyen en un retrato geometrizado de Paco de Lucía, realizado a partir de una de sus fotografías más conocidas. Su disposición en el eje central, separando dos visiones artísticas diferentes, parece justificar el título Entre dos universos con el que ha sido bautizado el mural, al tiempo que hace un guiño a Entre dos aguas, la composición más popular del guitarrista.


4 comentarios:

  1. Hola Jesús, parece muy bonita la estación. Hay mucho arte en el metro, más del que podemos imaginar, aunque no de este tipo de artistas, así que bienvenidos sean, como tu post.
    Estos días estoy pasando casi a diario por la estación de Moncloa y hay varios murales, no se quién es el autor, ni desde cuando están ahí, pero tienen toda la pinta de ser de algún artista "urbano", a ver si mañana me fijo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Mercedes:
    El metro está lleno de sorpresas... muy gratas. Este mural de Paco de Lucía es impresionante, tanto por tamaño como por factura. Me ha gustado muchísimo. Lo que comentas de la estación de Moncloa forma parte también del proyecto "Línea Zero", auspiciado por la Comunidad de Madrid. En este caso, sus autores son "La banda del rotu", otro de los "clásicos" (si se puede emplear la palabra) del arte urbano.

    Muchas gracias y un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  3. Hola Jesús, el mural es impresionante , muy onírico -como bien dices- y cumple de maravilla su función. Todo un ejemplo a seguir. Los paneles de Moncloa, estación por la que paso a diario, son también muy sugerentes por su simplicidad y aire tan nuevayorquino y cool.
    Comienza a dar gusto recorrer Madrid en Metro!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Antonio:
    Dices bien, todo un ejemplo a seguir. Esta colaboración entre los artistas urbanos y las instituciones creo está dando muy buenos frutos. Ojalá se siga por esta línea y que Madrid luzca ese aire cosmopolita que, sin duda, por su dimensión e importancia, se merece.

    Abrazos, Jesús

    ResponderEliminar