lunes, 11 de julio de 2011

El quiosco de música de Rosales

Recuperamos la sección "El Madrid desaparecido" trasladándonos al Parque del Oeste, concretamente a la confluencia de la Avenida del Marqués de Urquijo con el Paseo de Rosales, donde estuvo situado el más bello templete de música que ha tenido nuestra ciudad.


Año 1930.

Fue realizado por el arquitecto Luis Bellido y González (1869-1955), a quien los madrileños debemos trabajos tan señalados como la restauración y ampliación de la Casa de Cisneros, la adaptación de la Puerta de Felipe IV a su actual emplazamiento o el diseño del Mercado de Ganados y Matadero Municipal.

El quiosco fue inaugurado por todo lo alto el 15 de mayo de 1923, festividad de San Isidro, con un concierto de música popular española, ofrecido por la Banda Sinfónica Municipal de Madrid, bajo la dirección del Maestro Villa.


Inauguración (15 de mayo de 1923).

El diario ABC se hizo eco de la noticia de apertura y no escatimó en elogios hacia la construcción, que calificó de "realmente notable por sus condiciones y capacidad, un alarde de buen gusto".

Al mismo tiempo, informó que se iban a realizar "obras de explanación y embellecimiento de la glorieta donde el quiosco está enclavado", un recinto que lamentablemente también se ha perdido.

La Banda Municipal estuvo tocando periódicamente en este lugar hasta el estallido de la Guerra Civil (1936-39). Varios años después del final de la contienda, el templete fue reacondicionado y pudo recuperarse la actividad musical, preferentemente cada domingo.


Año 1938 o 1939, durante la Guerra Civil.

En el año 1951 se procedió a su demolición. También fue destruida la plaza donde estuvo ubicado, con objeto de que la calzada del Paseo de Rosales quedase enderezada y mejorase la fluidez del tráfico rodado. En fin, lo de siempre.


Año 1923.

12 comentarios:

  1. Otro disparate. Este país no tiene remedio.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Debía ser precioso, Jesús. Qué cantidad de cosas destruidas sin más. Una pena.
    Gracias por contarlo!

    ResponderEliminar
  3. J. J. Guerra Esetena11 de julio de 2011, 23:10

    Hola Txema:
    Son cosas que no se entienden. Y mira que era bonito el quiosco...

    Gracias por tu comentario. Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  4. J. J. Guerra Esetena11 de julio de 2011, 23:12

    Gracias Mercedes. Yo creo que era el templete de música más bonito de toda España (y creo no ser exagerado).

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  5. Estupenda entrada ¿Dónde has conseguido estas fotografías?

    ResponderEliminar
  6. A juzgar por la foto de los carros, el quiosco debía estar al final de Marqués de Urquijo. ¿Me podrías confirmar la ubicación?

    Gracias. Un blog muy interesante.

    ResponderEliminar
  7. Hola de nuevo, Jesús,
    Precioso templete, maravillosas fotografías, espléndido artículo de recuperación de memoria madrileña, y desastroso capricho del alcalde de turno, contibuyendo a borrar una época prolífica en este tipo de construcciones.
    Tu post amarga un poco mi regreso y máxime habiendo participado en el evento de inauguración mi abuelo, (clarinete)cofundador de la Banda Municipal de Madrid.
    Se hace camino al andar, pero si nos borran las huellas...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Antonio:
    Gracias. Casi todas las fotos se conservan en el Museo de Historia y son accesibles a través de Internet, gracias a la web "Memoria de Madrid". La de los años 1938-39 pertenece al Archivo Rojo de la Guerra Civil y la primera, del año 1930, la encontré en un foro, pero desconozco la fuente.

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  9. Hola *entangled*.

    Gracias por tu comentario!! En efecto, el quiosco estuvo en la desembocadura de Marqués de Urquijo con Rosales. Estuvo en el centro de una explanada, a modo de glorieta, que imagino ocupaba una parte del parque, invadiendo también algo del actual Paseo de Rosales. De ahí que lo eliminaran, para enderezar el actual Paseo de Rosales.

    Saludos cordiales, Jesús

    ResponderEliminar
  10. Hola Manuel:
    Bienvenido otra vez!! Espero que lo hayas pasado estupendamente estos días de asueto. Ya he visto tu comentario en el blog de Mercedes y veo que entre todos te hemos "amargado" un poco el regreso. En fin, esta ciudad es así, tan pronto nos da alegrías como amarguras!!

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  11. Hola Jesús. No sabia que alli habia estado instalado ese precioso templete. Me he pasado 25 años andando por ese cruce, cuando trabajaba en Ferraz.
    Sin comentarios a hecho de su demolición.
    Gracias por contarnoslo.
    Un abrazo.

    José Casado

    ResponderEliminar
  12. Hola José:
    El problema es que en Madrid se ha derribado tanto y tanto que cualquier rincón tiene un "pasado que contar", sin que nos demos cuenta de ello cuando paseamos por sus calles.

    Muchas gracias y un abrazo, Jesús!!!

    ResponderEliminar